Destruir un Héroe

Eusebio Ariel Frodosini era un personaje del imaginario colectivo, que todo podía realizar, por complicado que fuese, por alto que se encontrase. Era un superhéroe moderno, sin poderes: Un bruce willis de carne y hueso (y pelo), al que sus enemigos encontraron un modo de destruir: aumentar sus hazañas, inflar la epopeya de su vida, para posteriormente pinchar el globo de la mentira, y destruir un mito. Y es que la mejor manera de acabar con un héroe es alimentar su ego, hasta que el halago continuo le haga olvidar qué es lo que le llevó allí, lo que le subió a sus altares.

1 comentario:

eLiSa ♠ dijo...

Hola amigo... te dejo saludos desde argentina! elisa